Compartir
Bogotá, julio 19 de 2017.
 
¡Libertad ya para nuestros prisioneros y prisioneras!
 
¿Dónde está la paz que no la veo?
 

Por: Jesús Santrich.

 

(Últimamente se nos prometió otro decreto que resolvería las dificultades. Esperemos que en medio de la desobediencia carcelaria, al menos esto dé para levantar la huelga).

 

La dignidad y la libertad son componentes fundamentales de la vida humana; por ello, una huelga de hambre por la libertad, que de una u otra manera ponga en riesgo el sagrado derecho a la vida, solamente la justifica una razón extrema y de necesidad plena de la que se tenga profunda conciencia y convencimiento en los propósitos. Con tal tipo de acción como método, solo se debe buscar un camino de justicia, y debe tratarse de un acto limpio con sentido sacrificial moral, para denunciar una injusticia, buscando que en la conciencia ciudadana se despierte una actitud consecuente en el sentido de que si arriesgamos la vida, es por la vida misma en su sentido integral, en tanto defenderla no solo implica impedir la muerte de una persona, sino toda forma de mal trato que haga la vida indigna, o un verdadero martirio, que es lo que ocurre con la prisión injusta para gente que de buena fe confió en un tratado de paz hasta ahora incumplido y pisoteado en lo fundamental por la contraparte firmante.

 

La desobediencia carcelaria y la huelga de hambre de nuestros prisioneros y prisioneras por la libertad, el cumplimiento de la ley de amnistía y del Acuerdo de paz de La Habana en general, es entonces una acción absolutamente justa, legítima y necesaria, que sin duda alguna asume un riesgo vital en busca de un bien superior que va a ser parte fundamental de la paz que queremos cimentar como estable y duradera, ojalá sin más obstáculos por parte del señor Sergio Jaramillo y sus adláteres.

 

Ya es tiempo de acabar con tanto incumplimiento descarado. ¿Hasta cuándo van a retener injustificadamente a nuestra gente en esas cloacas que llaman cárceles?, ¿cuándo van a resolver la crisis humanitaria evidente que existe en esos asquerosos centros de reclusión?, ¿dónde están las garantías para el genuino cumplimiento de lo pactado en La Habana? Sin el cumplimiento gubernamental de los compromisos, más allá de la inequívoca determinación de reconciliación de la insurgencia de las FARC-EP, la paz de Colombia seguiría siendo una quimera. Evitemos que tantas faltas a la buena fe y a la palabra empeñada se conviertan en otra ignominia más del régimen contra las esperanzas del pueblo colombiano en la justicia social y la concordia.

 

 

¿Dónde está la paz que no la veo?

 

¿Dónde está la paz que no la veo?

¿En el ser tirado en la calle sin pan ni abrigo?

¿En la limpieza del barrio Bronx sin brindar salida a la miseria?

¿En las almas entristecidas por la mala fe de quienes gobiernan?

¿Con los dientes del desprecio y la traición nos devoran la esperanza?

 

Por eso me pregunto:

¿Dónde está la paz que no la veo?

¿En la amnistía burlada y en la confianza devastada?

¿En la sorna de un Fiscal que en sus manos infames amasa la perfidia?

¿En el hambre del niño que sonríe agonizando en la miseria?

¿En la ignorancia del pobre que no pudo ir a la escuela?

 

¿Dónde está la paz que no la veo?

¿En las camisas blancas que festejan unas firmas,

mientras vuelan los Tucanes indigestos de tanta muerte?

¿En el fusil silenciado sin que llegue la primavera?

¿En el hambre de una huelga sin dolientes?

¿En la buena fe apuñaleada?

¿En el pacto limpio pisoteado?

¿En la querubínica confianza burlada?

¿En el credo mancillado de la patria subastada?

 

Quemaron el huerto de nuestra confianza

Rompieron el cristal de nuestra lealtad...

Pero cuando los pobres lloren sus dolores

Y la dignidad eleve su canto limpio de vindicta justiciera

Desde las raíces de sus sueños ofendidos y de sus muertos humillados

El coro gris de los pájaros de acero

volará sobre la historia haciendo el réquiem a la opresión y la mentira;

pero yo mientras tanto,

y siempre poniendo en alto la palabra me pregunto:

Donde está la paz que no la veo...?

 

Venezuela Aurrera

Coprorebeldia

La Mancheta

Informes especiales

Constituyente somos todos

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Agenda

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com