Compartir

Por Narciso Isa Conde

El Estado español y la denominada “clase política” de esa potencia capitalista, conmovidos por la bestial acción de terror indiscriminado en Barcelona, ha proclamado grandilocuentemente su determinación de enfrentar “el terrorismo internacional”.

Igual han hecho los Estados, corporaciones y fuerzas políticas de las demás potencias europeas occidentales, frente a otras acciones similares y a las amenazas proclamadas por sus protagonistas.

Tan enérgicas y espectaculares condenas se formulan contra determinadas modalidades de terror ejecutadas por organizaciones clandestinas con matrices en el mundo musulmán, y muy especialmente procedentes del Estado Islámico y AlQaeda; ambas en su fase inicial –y más allá- con patrocinio de la CÍA y de otros cuerpos de inteligencia afines, cuando han sido útiles para combatir regímenes no gratos al Imperialismo Occidental bajo el mando de EEUU.

La verdad es que independientemente de esos antecedentes turbios, nadie con sensibilidad social y sentido de humanidad, puede no conturbarse ante esa variante de la guerra sucia que escoge alevosamente como blancos de ataque a personas de todas las edades y sexos, no involucradas -y sin culpa alguna- en el conflicto que las motiva.

A mí en particular me resulta repulsivo que cualquiera de las partes enfrentadas se ensañe contra la población civil ejerciendo el genocidio o masacres colectivas contra personas sin responsabilidad alguna en una determinada confrontación político-militar. Tales decisiones encierran demasiada crueldad y me lucen producto de fanatismos que rayan en lo aberrante.

Pero al mismo tiempo entiendo que en las circunstancias que vive y sufre la humanidad no es suficiente oponerse al terrorismo del ISIS, AlQaeda y grupos clandestinos similares.

EL OTRO TERRORISMO.

El asunto es mucho más complejo y mucho más grave, y tiene vertientes distintas y culpas mayores de las cuales las potencias europeas y norteamericanas, el Estado sionista de Israel, las clases dominantes-gobernantes de la Unión Europea y EEUU y los componentes del racismo, la xenofobia, los negocios de los complejos militares-financieros y el brutal coloniaje histórico y actual, lejos de arrepentirse, se dedican a exacerbar con ímpetus destructivos de sociedades y personas sometidas a sus pillajes y desafueros militares.

El terrorismo aberrante e injustificable de ese tipo de sectas ha sido y es generado por otro terrorismo de enormes dimensiones y desgarradores impactos contra conglomerados humanos mucho más vastos e incluso contra países, sociedades y civilizaciones distintas.

Me refiero al terrorismo de Estado a cargo de ejércitos, corporaciones y gobiernos poderosos con vocación imperial. Al terror colonialista y recolonizador. Al terror de la OTAN con el Pentágono a la cabeza. Al terror de las corporaciones productores de armamentos y maquinarias de exterminio. Al terrorismo imperialista y racista.

Todo esto supuestamente a nombre de una civilización superior, de la hegemonía blanca-occidental-cristiana y de la necesidades de un modelo de vida que no repara en el boato de elites mega-ricas, en el derroche y el dispendio de enormes recursos extraídos al resto de la humanidad a base de explotación, saqueo, guerras de conquistas y reconquistas.

Inmensas riquezas concentradas que generan un empobrecimiento trágico de la mayoría de los seres humanos y de su entorno natural. ¡Que pone en peligro la existencia de la humanidad y del planeta Tierra!

HECHOS, NO SUPOSICIONES.

Las cúpulas económicas-sociales y políticas de EEUU y la UE ya han destrozado continentes enteros o parte de ellos.

Han depredado a África de mala manera.

Destruyeron militarmente a Libia y a Siria, entre las naciones social y económicamente mejor dotadas de ese Continente. Acabaron con Irak y Afganitán.

El Estado terrorista de Israel, apoyado por esas potencias, ha masacrado al pueblo palestino y cometido múltiples genocidios contra el mundo árabe.

Las venas abiertas de Nuestra América y Asia no cesan de sangrar

Millones de muertos y desplazados. Centenares de niños/as huérfanos. Familias fraccionadas, enormes contingentes humanos forzados a emigrar para ser maltratados, sobre-explotados, discriminados.

Desprecios egoístas a otras culturas, a veces llegando a ejecutar planes de exterminio, permanentemente destilados y justificados por sus cadenas de comunicación.

Una “lucha antiterrorista” que no contemple erradicar esa variante colosal de terrorismo no es tal y deviene en las más despreciables simulaciones y perversidades.

El capitalismo de estos tiempos es peor que los anteriores: pentagonizado en extremo, lumpen, parasitario, gansterizado, destructivo…lo que descalifica a sus defensores hasta para combatir las aberraciones que sus prácticas criminales generan en componentes de las “masas sufrientes”.

Las sociedades europeas y norteamericanas no se liberarán del terrorismo que hoy las aterra, sino son despojadas del que inmisericordemente aplican sus elites dominantes contra gran parte de la humanidad a nombre de su paz y su democracia.

¡Quien tiene terroristas preferidos de esa calaña no tiene ni un “chin-chin”, ni una pisca de antiterrorista! (PORTAL / z101 digital.com/ 27-28-29 agosto 20017, República Dominicana)

Venezuela Aurrera

Coprorebeldia

La Mancheta

Informes especiales

Constituyente somos todos

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Agenda

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com